afines_academia

youtube

twitter_logo

 

 

LogoDropBoxlove

(DropBox)

Documentos de Interés

El sistema cardiovascular del caballo, aplicaciones prácticas

Escrito por Iñaki Lorenzo.

EL SISTEMA CARDIOVASCULAR DEL CABALLO, APLICACIONES PRÁCTICAS.

 

Introducción

El conocimiento del sistema cardiovascular de nuestro caballo permitirá:

  • mejorar su estado físico y como consecuencia el técnico,
  • implementar prácticas saludables que mejoren su estado de salud,
  • disminuir el riesgo de lesiones,
  • acortar el tiempo de las recuperaciones.

No es nuestro propósito hacer ningún tratado sobre fisiología del caballo, que ya los hay, y muy buenos, tan solo trataremos de acercar tanto al aficionado de a pie como a preparadores y entrenadores, al conocimiento de unos principios básicos de que permitan la mejora de los sistemas de entrenamiento, así como el tiempo de ocio que dedicamos a estar en compañía de los caballos. No importa las veces que montemos a la semana, o si me dedico en exclusiva a los caballos, o si sólo doy paseos por el campo el fin de semana, o si monto cuando el trabajo, los estudios, o las obligaciones me lo permiten. Con esta serie de documentos tratamos que los aficionados dejen de pensar en los caballos como en cosas que se mueven y usamos para el tiempo de ocio, intentaremos que se saquen conclusiones de lo que es adecuado y lo que no lo es a la hora de dar un paseo por el campo o diseñar un plan de trabajo para una disciplina determinada.

 

En las líneas que siguen a continuación, nos aproximarnos al sistema cardiovascular del caballo desde un punto de vista práctico, con una breve y simple fundamentación teórica que se puede ampliar en el apartado de bibliografía.

 

FUNDAMENTOS TEÓRICOS:

 

¿Qué es el sistema cardiovascular y para qué sirve?

 

El sistema cardiovascular se compone, como su propio nombre indica del músculo cardiaco (corazón) y de todo el entramado de venas y arterias que recorren el cuerpo del caballo. Las venas son los conductos de retorno al corazón, y las arterias son los conductos que tienen su origen en el corazón. La función principal es la de transporte, tanto de sustancias beneficiosas a las células (nutrientes y defensas contra agentes externos), como la de recogida de las sustancias de desecho para su posterior eliminación.

CORAZN_3D

 

.

 

La sangre es el medio del que se vale el sistema cardiovascular para llevar a cabo toda esta labor. Otra función importante es la de termorregulación (regulación de la temperatura corporal).

 

¿Qué es el corazón?


Es el músculo que bombea la sangre por todo el cuerpo. Los latidos o pulsaciones, serán una referencia constante en el seguimiento del estado físico de nuestros caballos. El corazón está colocado en la parte izquierda del caballo, detrás del codo, en la zona del paso de la cincha.


¿Cuántas pulsaciones por minuto tienen los caballos?


En reposo tienen de media, entre 35 y 40 ppm (pulsaciones por minuto), pudiendo tener menos los caballos con buena preparación física, y mas los caballos que presenten alguna patología (enfermedad o lesión). La frecuencia cardiaca máxima puede llegar a alcanzar las 280 ppm.

¿Cómo y dónde se toman las pulsaciones?

 

Se pueden tomar de forma manual (con los dedos índice y corazón juntos, nunca con el dedo pulgar), o ayudados de fonendoscopio (estetoscopio) o pulsómetro (cardiotacómetro).

 

 

0802derbytumbado

 

De forma manual se pueden tomar :

 

  1. A unos dos centímetros de la línea horizontal del ojo, llegan unas arterias y venas que están a nivel superficial, y que se pueden notar fácilmente, teniendo cuidado de no confundir las pulsaciones ni perder la cuenta con los movimientos de los párpados del caballo.
  2. En la cara interna del maxilar inferior izquierdo también pasan las arterias y venas faciales, colocando los dedos justo donde comienza su "carrillo", en la cara interna, podemos, con paciencia empezar a notar las pulsaciones.
  3. En la cara lateral externa de la cuartilla, haciendo una ligera presión en la mitad, encontraremos la arteria digital, cuyo pulso nos servirá de referencia para comprobar alteraciones en la corona, el hueso navicular, el tejuelo, o las estructuras del casco.

Ayudados de aparatos:

Tanto el fonendoscopio, como el pulsómetro los colocamos cerca del corazón, en la zona denominada como el paso de la cincha, detrás del codo izquierdo del caballo.

 

El coste en España de un fonendoscopio ronda alrededor de los 30 €, y lo podemos conseguir a través de una farmacia de humanos o de una farmacia veterinaria.

 

El coste en España de un pulsómetro básico (que muestre sólo las pulsaciones) adaptado a caballos está sobre las 150 €, y está disponible en las farmacias veterinarias, en las grandes superficies que se dedican exclusivamente a deporte, en la sección de equitación y en la de forma física (donde están el resto de los pulsómetros para humanos).

APLICACIONES:

. Es importante realizar un seguimiento periódico de las pulsaciones de nuestros caballos, una vez al mes sería suficiente, esto permite :

 

  1. Evaluar si la forma física de nuestro caballo evoluciona favorablemente. Tanto a través de la observación de la evolución de su estado basal, como por medio del seguimiento de los test de esfuerzo (que veremos en posteriores documentos).

 

  1. Conocer las pulsaciones de nuestro caballo, para que en caso de duda y de que tenga que acudir nuestro veterinario, tenga la referencia de el estado basal (normal) del caballo. Por ejemplo: Los caballos con los que trabajo habitualmente tienen entre 24 ppm.(el que menos) y 36 ppm.(el que mas). Si notase algún comportamiento extraño en el caballo, después le tomase las pulsaciones y el caballo en cuestión tuviese 39 ppm., mi veterinario lo encontraría normal, pero yo, conociendo su estado habitual sabría que algo está pasando. Si ofrecemos estos datos a nuestros veterinarios, les estaremos ayudando, así como a nuestros queridos compañeros.

Este seguimiento mensual nos puede llevar 5 minutos, pero su recogida y uso nos reporta grandes beneficios.

 

  • A la hora de evaluar cojeras, dos de las cosas que se comprueban en la extremidad en cuestión, es la presencia o ausencia de calor en el casco y que el pulso es mas evidente de lo habitual en la arteria digital. De esta forma, si apreciamos alguna de las dos circunstancias, serán indicio de un posible proceso inflamatorio, ya que el organismo está llevando sangre a esa zona.
  • El sudor es un mecanismo de termoregulación. El corazón bombea sangre a través las arterias con destino a las zonas cercanas de la piel, donde se libera agua y sales minerales que hacen bajar la temperatura del caballo. Estas pérdidas de agua, tal como hemos dicho van acompañadas de pérdida de sales minerales fundamentales para la transmisión de impulsos eléctricos a los músculos, con lo que su no reposición supondrá una perdida en la capacidad de utilizar fibras musculares para el ejercicio que queramos hacer.

 

 

PROBANDO_CABALLO_CONCURSANDO_EN_SALTO

En conclusión, deberemos dosificar el ejercicio para que los mecanismos de termoregulación entren en funcionamiento lo más tarde posible, o anticiparnos a ellos tomando medidas (p.e. administración de electrolitos antes del ejercicio)

  • El conocimiento y regulación del uso del sistema cardiovascular nos es útil a la hora de planificar el ejercicio o las actividades bajo temperaturas extremas (mucho frío, o mucho calor), con lo que en invierno, la fase de calentamiento del caballo la enfocaremos a activar el sistema cardiovascular de tal forma que adquiera la temperatura deseada lo antes posible. Empezaremos a trotar antes de lo que lo hacemos habitualmente, e incluso podemos incluir un galope moderado. En verano, lo contrario, ya que la temperatura corporal ya la tenemos. En la fase de calentamiento podemos incluir al paso la ejercitación de los grupos musculares que vayamos a utilizar en la fase principal tales como por ejemplo los pectorales (espalda adentro), si fuésemos a hacer doma, o los dorsales y el esplenio ( con la reunión y la flexibilidad del cuello), si fuésemos a saltar, por ejemplo.
  • Es importante conocer que algunas estructuras tienen poca irrigación sanguínea, con lo que en caso de lesión o sobrecalentamiento, el sistema cardiovascular dispone de pocas armas a su alcance para combatirlas, es el caso de los tendones.
  • Por esta razón es importante refrescar los tendones después de cualquier actividad física que realicemos, bien mediante duchas de agua fría, bien mediante geles refrescantes que se venden al efecto. Yo recomiendo las duchas de agua fría, ya que podemos regular el tiempo de la ducha al nivel de esfuerzo que ha hecho nuestro caballo.

 

MANGUERA

  • En el caso de tener una lesión o herida cerca del tendón, tendremos en cuenta que los antibióticos y antiinflamatorios que se le puedan inyectar a través de la sangre, serán poco efectivos, por lo que actuaremos del siguiente modo:

        1. Como prevención, proteger siempre que sea posible los tendones de los caballos, especialmente los de las extremidades delanteras, ya están mas expuestos a tropezones por el campo, alcances de las extremidades traseras, etc.

 

        1. En el caso de que se produzca cualquier herida, por leve que parezca, limpiar la herida lo antes posible con agua y jabón o un líquido antiséptico (p.e. povidona yodada), y proteger hasta la llegada del veterinario con un vendaje o similar.

 

 

  • El trabajo continuado sobre terrenos blandos (p.e. pistas blandas, salidas al campo de larga duración sobre terrenos blandos o con mucho barro, sobre barbechos, etc), o bien un trabajo demasiado duro sobre el mismo tipo de terreno, tiene como consecuencia una lesión trágicamente conocida por la mayoría de los aficionados : la tendinitis. Esta lesión consiste en una inflamación del tendón y cuyo pronóstico depende de la gravedad de la lesión, tema que evaluará nuestro veterinario. Esto nos puede costar meses de reposo, medicación y rehabilitación progresiva sobre terrenos duros, algo que se puede evitar si conocemos la fisiología básica de nuestro caballo y aplicamos los procedimientos adecuados.
  • A los caballos, así como las personas, cuando se excitan, o se asustan por algo, les suben las pulsaciones, esta puede ser un arma mas para el jinete o preparador a tener en cuenta a la hora de trabajar con un caballo. En este caso necesitaremos un pulsómetro. Explicaré un caso particular : Una yegua con la que trabajo habitualmente (PSI, castaña, 13 años) se excita en exceso cuando entrenamos sobre saltos. Las pulsaciones le subían a 160 aunque el salto fuese muy bajo, pues bien, con el pulsómetro hemos conseguido detectar su grado de "excitabilidad" a pesar que, exteriormente, la yegua parecía que estaba tranquila. El conocimiento del estado de la yegua nos daba poder sobre ella, ya que cada vez que las pulsaciones subían de 120, hacíamos un círculo o parábamos tranquilamente. El trabajo continuado con este sistema ha permitido que el desconcierto que tenía la yegua se ha convertido en tranquilidad y relajación. El conocimiento, la tecnología y el razonamiento humano están para ser aplicados.
  • El uso del pulsómetro lo trataremos mas adelante pero como anticipo diremos que es habitual en la preparación de algunas pruebas deportivas (p.e. raid, carreras),y es poco utilizado en otras disciplinas, esto se debe a su desconocimiento, intentaremos ver su fácil manejo y su aplicación en diferentes disciplinas ecuestres. En cualquier disciplina puedo (con el pulsómetro), saber el tiempo de recuperación de mi caballo, con lo que sabré cuando tengo que dejar de trabajar a mi caballo en la pista de ensayo para que esté en óptimas condiciones físicas a la hora de la competición. Otra aplicación para cualquier aficionado a los paseos largos por el campo es saber, mediante las pulsaciones, los momentos mas adecuados para trotar o galopar sin forzar al caballo, y llegar mas descansado al final de la excursión, con lo que la podremos repetir sin ningún problema con mi caballo en las mejores condiciones.

 

Iñaki Lorenzo.

 

Bibliografía complementaria:

 

. Conditioning sport horses. H.M. Clayton. 1991. Sport Horse Publications

 

. Anatomía del caballo. Cyanamid Ibérica, S.A.

 

. Lesiones del caballo y su tratamiento. Mary Bromiley. 1987. Editorial Acribia, S.A.

 

. Manual de hípica. BHS. 1998. Editorial Blume, S. A.

 

. Iñaki Lorenzo. 2001

LOGO_CREATIVE_COMMONS_PARA_LOS_ARTCULOS