Brise nos ha dejado

aidabrise

El jueves por la mañana apareció tumbada en el box, sin aparentes signos de lucha, al parececer nos dejo sin dolor y de forma rápida a sus 24 años. Las semanas anteriores había estado fenomenal y nada hacía sospechar que su hora había llegado, de hecho estaba más fuerte que nunca parecía un potra de lo fuerte y las ganas que tenía.

 

Foto: Brise y Aída en 2008

lazo_negro_de_luto

El día anterior estuvimos viendo unos prados para retirarla en Galicia, en un sitio estupendo en compañia de otros caballos y de gente que la iba a cuidar con todo el cariño que ella merecía. Pero no fue así, decidió dejarnos antes, de repente y sin avisar, la mejor manera de que ocurran estas cosas.

Fué el primer caballo de Aída, nuestra querida profesora ellas aprendieron juntas muchas cosas y creo que es la yegua que mas se ha cuidado de todos los caballos que hemos conocido. Estaban «conectadas», y es dificil pensar en una sin la otra …

No sabemos donde estás, Brise pero dejas muchos corazones pensando en tí, entre otros, los de los niños que estuvieron en el taller aprendiendo a limpiar los cascos de los caballos la semana anterior, o los que hicieron campamento de verano y se peleaban por sacarte al prado con Bora, o las personas que te han montado o paseado cuando otro caballo estaba lesionado: estabas ahí para todo y para todos.

Por eso te vas con un GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS y una sonrisa nuestra por habernos dejado compartir contigo doce años de buenos momentos.